Una comparación de tamaño y amenaza

«Descubre la sorprendente comparación entre dos fenómenos: el tamaño deslumbrante y la amenaza constante. Adéntrate en este fascinante artículo web donde exploraremos las dimensiones sobrecogedoras y los peligros inminentes que enfrentamos en nuestro mundo. ¡Prepárate para quedar asombrado!»

¡Compartir es demostrar interés!

Las águilas calvas americanas son aves majestuosas. Los conocemos, por supuesto, como un símbolo de los Estados Unidos. Estas águilas tienen el nombre en latín Haliaeetus leucocéfalo.

Sobrevolando nuestros paisajes, no siempre es fácil determinar el tamaño de estas aves. Muchos se preguntan cómo se comparan las águilas calvas con los humanos en tamaño.

¿Qué tan grande es un águila calva americana en comparación con un ser humano?

Águila vs altura humana y envergadura

El águila calva tiene una longitud corporal de 70 a 102 cm (28 a 40 pulgadas). Por lo tanto, el cuerpo de un águila es mucho, mucho más pequeño que el cuerpo de un humano adulto promedio. Un águila calva posada en una rama equivale aproximadamente a la altura de un niño de 2 ½ a 3 años.

Sin embargo, la envergadura típica del águila es de entre 1,8 y 2,3 m (5 pies 11 pulgadas y 7 pies 7 pulgadas). Por lo tanto, las alas extendidas de un águila calva adulta suelen ser más anchas que la altura de un ser humano adulto.

Águila vs peso humano

Sin embargo, cuando se trata de peso, el ser humano promedio supera con creces al águila calva en tamaño.

La masa de un águila calva es normalmente entre 3 y 6,3 kg (6,6 y 13,9 libras). El recién nacido humano promedio pesa 7 libras y 6 onzas, por lo que está dentro del mismo rango. Como puede ver, incluso un niño muy pequeño sigue siendo más pesado que un águila calva en su peso máximo.

Variaciones de tamaño de águila

Una cosa interesante a tener en cuenta sobre las águilas es que las hembras son un 25% más grandes que los machos. Las hembras pesan en promedio hasta 5,6 kg (12 lb), en comparación con el peso promedio de los machos de 4,1 kg (9,0 lb). Pero aún así, un humano normalmente alcanzará las 12 libras de peso mucho antes de cumplir los 6 meses de edad.

Los rangos de tamaño y peso de las águilas calvas son relativamente amplios porque estas aves difieren en tamaño y peso según el lugar donde se encuentren.

Como regla general, cuanto más lejos viven las aves del ecuador y los trópicos, más grandes y pesadas son. El tamaño y el peso también varían debido a una variedad de factores, como la disponibilidad de presas.

¿Podría un águila recoger a un humano?

Fuerza de águila

Se sabe que las águilas calvas vuelan con peces u otras presas que al menos igualan su peso. Aunque por lo general, como todas las águilas grandes, normalmente no pueden volar cargando presas con más de la mitad de su peso, a menos que las ayuden condiciones de viento favorables.

Así que teóricamente un águila calva podría llevarse un bebé muy, muy pequeño. Sin embargo, no hay absolutamente ningún caso de que esto ocurra.

Dieta del águila

Las águilas calvas son carnívoros oportunistas. Esto significa que comerán una amplia gama de presas cuando se presente.

Su dieta incluye pescado (que generalmente constituye más de la mitad de su dieta), otras aves, pequeños mamíferos y, ocasionalmente, otras criaturas, como reptiles, anfibios o invertebrados a lo largo de las costas. Pero no se sabe que se aprovechen de los humanos en absoluto.

El hecho es que no hay razón para que un águila recoja a un humano, incluso si tuviera la oportunidad de hacerlo. Como la mayoría de las criaturas, nos tienen más miedo que nosotros a ellos.

Por lo general, eligen anidar donde los humanos no están y son sensibles al ruido provocado por los humanos, especialmente durante la temporada de reproducción y anidación. Aunque a menudo viven junto a los humanos, tenderán a ser tímidos y se mantendrán alejados de los humanos y la actividad humana cuando sea posible.

¿Es un águila más fuerte que un humano?

Si bien un águila no podría levantar a un humano, estas aves son notablemente fuertes.

La fuerza de agarre de un águila calva es, en promedio, diez veces más fuerte que el agarre de una mano humana adulta. Un águila calva puede ejercer una fuerza de más de 400 libras por pulgada cuadrada (psi).

¿Puede un águila dañar o matar a un ser humano?

Una comparación de tamaño y amenaza

¿Son las águilas una amenaza para los humanos?

Amados por muchos, algunos han imaginado que estas aves representan una amenaza para los humanos. De hecho, aunque son aves rapaces grandes y agresivas, estas aves representan poca o ninguna amenaza para nosotros. Aunque estas aves son relativamente grandes en términos de aves, somos mucho más pesados, como se mencionó anteriormente (y más peligrosos como especie).

Aunque las águilas tienen grandes garras y gran fuerza, y fácilmente podrían hacernos daño, simplemente no tienden a hacerlo. No hay casos conocidos de un águila matando a un humano en los Estados Unidos.

Se cree que la depredación humana (incluso de niños pequeños) es inexistente. Incluso las lesiones debidas a un águila calva son extremadamente raras, y las lesiones sufridas no han puesto en peligro la vida.

¿Las águilas atacan a los humanos?

Las águilas solo atacarán a los humanos que invadan su espacio, y solo lo harán cuando sientan que no tienen otra opción. Los casos muy, muy raros de ataque son generalmente cuando los humanos se interponen cuando las águilas están defendiendo su territorio o nidos.

Específicamente, no se sabe que las águilas calvas ataquen a los humanos en ningún momento. Los científicos anillan regularmente a los aguiluchos, e incluso cuando se acercan a los nidos, los pájaros adultos generalmente no atacan, sino que dan vueltas y chillan ruidosamente. Entonces, incluso cuando los humanos se acercan, los ataques son extremadamente raros, si no inexistentes.

Las águilas calvas quieren mantenerse lo más alejadas posible de los humanos y huyen del peligro en lugar de atacar.

Mitos del ataque del águila

Lamentablemente, los mitos han persistido. Había creencias comunes o cuentos apócrifos en muchas áreas de águilas calvas que agarraban a niños pequeños y se los llevaban.

Sin embargo, históricamente hemos representado una amenaza mucho mayor para las águilas que ellas para nosotros. Lamentablemente, esto sigue siendo cierto hoy en día.

Amenaza humana para las águilas

Tiro ilegal de águilas

En 1930, un ornitólogo de Nueva York escribió que en el estado de Alaska en los 12 años anteriores, aproximadamente 70 000 águilas calvas habían sido disparadas debido a supuestos (pero casi completamente falsos) actos de depredación de personas, ganado y mascotas.

El tiroteo ilegal fue la principal causa de muerte de águilas calvas adultas e inmaduras en 1978, según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU.

Muerte de águila relacionada con pesticidas

Los seres humanos también diezmaron la población de águilas calvas en los 20el siglo a través del uso generalizado de DDT en América del Norte. Este pesticida, utilizado en la agricultura y la jardinería, hizo que las águilas quedaran infértiles o incapaces de poner huevos saludables.

Las águilas calvas estaban en peligro de ser aniquiladas a fines del siglo XX.el Century, pero afortunadamente, su número se ha recuperado en gran medida (después de que se prohibió el DDT y se protegió la especie) y se eliminaron de la Lista de vida silvestre amenazada y en peligro de extinción en los Estados Unidos contiguos en 2007.

Aún así, en un estudio realizado sobre la mortalidad del águila calva entre 1963 y 1984, el 68% de las muertes fueron causadas por humanos. Aunque las águilas están mucho más protegidas hoy en día, todavía representamos una amenaza para las águilas calvas.

Los disparos ilegales y el envenenamiento por plomo (de municiones tóxicas) se encuentran entre las principales amenazas para las águilas calvas. La pérdida de hábitat, la electrocución de líneas eléctricas y la energía eólica también juegan un papel en las muertes de águilas. Los rodenticidas y otros productos químicos nocivos también están matando a las aves rapaces, y todas las formas de contaminación, incluida la contaminación acústica, pueden ser un problema importante.

Águilas: Para ser protegido, no temido

Es mucho más probable que causemos daño a las águilas calvas que ellas a nosotros.

Estas aves grandes y poderosas deben ser protegidas y nutridas, admiradas y no temidas.

La protección y restauración del hábitat del águila calva, la modificación de la infraestructura eléctrica y las turbinas eólicas, el uso de municiones sin plomo y la evitación de contaminantes y el uso de pesticidas son pasos importantes para mantener seguras a las águilas calvas.

Cuanto mejor comprendamos a estas aves y nuestras relaciones con ellas, mejor equipados estaremos para evitar cualquier daño y ayudar a la recuperación continua de esta especie.

¡Compartir es demostrar interés!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario