¿Puede usted decir la diferencia?

«Descubra ahora mismo si realmente puede distinguir entre lo real y lo falso. En este fascinante artículo, exploraremos los desafíos y trucos de la percepción humana y cómo nos engañamos a nosotros mismos sin siquiera darnos cuenta. Prepárese para cuestionar su propia realidad y desarrolle una mente más aguda y astuta. ¡No se pierda esta oportunidad de desafiar sus sentidos y descubrir si puede decir la diferencia!»

¡Compartir es demostrar interés!

Si es un entusiasta observador de aves, querrá saber todo lo que pueda sobre las aves que está observando, incluido su género. Pero saber si un ave es macho o hembra puede no ser siempre tan sencillo como podrías imaginar.

Algunas especies tienen diferencias visuales muy claras y distintas entre machos y hembras, por lo que puede ser muy fácil diferenciar los sexos. Pero otros no son fáciles de diferenciar sin un conocimiento mucho más experto o una observación cuidadosa del comportamiento.

¿Cómo puedes saber la diferencia entre un pájaro macho y una hembra?

Decir la diferencia entre machos y hembras en el mundo de las aves a menudo requiere un poco de trabajo de detective y dependerá de la especie que estés observando.

A veces, hay diferencias obvias en la apariencia de pájaros de un género diferente. Por ejemplo, en muchas especies, los machos tendrán una coloración más audaz y distintiva en su plumaje. (El plumaje reproductivo puede desempeñar un papel en el hecho de que un macho atraiga a una pareja).

Algunos machos tienen plumas de diferentes colores durante todo el año. Otros usan un plumaje especial solo durante la temporada de reproducción.

En algunos casos, los machos y las hembras también pueden variar drásticamente en tamaño. Para ciertas especies de aves, las hembras son a menudo más grandes, a veces mucho más grandes y, en ocasiones, ¡hasta el doble del tamaño!

Desafortunadamente, para aquellos que intentan determinar si están mirando a un ave macho o hembra, no todas las especies de aves muestran distinciones visuales claras entre los géneros.

A veces, los observadores de aves necesitan ir más allá de las pistas visuales para determinar si están mirando a un macho o a una hembra. Esto a menudo implica observar el comportamiento de las aves, por ejemplo, los comportamientos de apareamiento o anidación atribuidos solo a un género.

A menudo, juntando las pistas ornitológicas, es posible saber si estás mirando un ave macho o hembra.

A veces, sin embargo, no es fácil saber sin pruebas médicas si un ave (especialmente un ave mascota fuera de su hábitat típico y que no puede exhibir un comportamiento verdaderamente natural) es macho o hembra.

Diferencias de apariencia entre pájaros machos y hembras

Cuando machos y hembras de la misma especie exhiben características visuales divergentes, esto se conoce como dimorfismo sexual. Muchas especies de aves exhiben esto en diversos grados.

¿Puede usted decir la diferencia?

Plumaje y Coloración

Un tipo de dimorfismo sexual fácilmente identificable es el dimorfismo del plumaje, donde los machos y las hembras tienen una ornamentación o coloración diferente.

Los machos suelen ser el género más colorido o de colores brillantes, como en el caso obvio de los pavos reales y muchas otras especies comunes que puede ver en su jardín. Los cardenales del norte, las especies de patos, los empavesados ​​​​pintados y las oropéndolas son solo algunas de las aves que muestran claras diferencias de color entre los machos y las hembras, con machos más coloridos.

En la mayoría de los casos, los pájaros machos tienen colores más brillantes y audaces como una forma de atraer parejas. Las hembras tienden a tener un tono más apagado, con marcas menos distintivas. Esto les facilita mezclarse con el entorno mientras cuidan un nido o protegen a las aves jóvenes.

Sin embargo, este no es siempre el caso. A veces, los machos y las hembras tienen una coloración, una pátina o una ornamentación distintivas, aunque se ven muy diferentes.

A veces, ambos sexos tienen el mismo patrón de plumaje, pero las hembras pueden identificarse por su color más pálido o desteñido, en varias especies de gorriones, por ejemplo. Esto se conoce como sesquimorfismo.

En algunas aves, las diferencias de plumaje, patrón o color son mucho más sutiles, por ejemplo, la extensión de las manchas de color en la cara, la cabeza o el pecho.

Tamaño

Otra forma de dimorfismo es cuando machos y hembras difieren en tamaño. En muchos casos, el macho de la especie es más grande (como ocurre con el faisán común). Pero con las aves rapaces, los colibríes y algunas especies de aves no voladoras, la hembra es más grande, a veces notablemente.

Los icónicos machos y hembras del águila calva tienen el mismo plumaje y apariencia general. Pero esta es una especie con hembras y machos que difieren claramente en tamaño. Al igual que con muchas especies de aves rapaces más grandes, la hembra es más grande que el macho.

Esta diferencia de tamaño también puede ocurrir en pájaros más pequeños, como los pájaros cantores. Pero a menos que vea las aves una al lado de la otra, no siempre es fácil ver la diferencia de tamaño entre los sexos.

Los científicos a veces toman medidas morfométricas (masa, cuerda del ala, tarso y cola) para identificar el género en aves como carboneros de cabeza negra. Estas aves no pueden sexarse ​​fácilmente fuera del período de reproducción cuando las hembras desarrollan un parche de incubación y los machos una protuberancia cloacal. Pero las pequeñas diferencias no siempre son perceptibles a simple vista.

Incluso cuando las especies de aves tienen machos y hembras de tamaño similar, la diferencia entre los sexos puede estar presente en características como la longitud del pico, el tamaño de la cresta o la longitud de las plumas de la cola, por ejemplo.

Diferencias de comportamiento entre pájaros machos y hembras

Las especies de aves en las que el macho y la hembra tienen el mismo aspecto se denominan monomórficas. En estas especies no se puede saber simplemente mirando el plumaje de las aves si son de un género u otro.

Algunas especies monomórficas que se ven comúnmente en los jardines de los EE. UU. incluyen cuervos americanos, arrendajos azules, carboneros de cabeza negra, reyezuelos domésticos y palomas de luto, por ejemplo.

Con algunas especies, no es fácil para los observadores de aves saber de inmediato si están mirando a un ave macho o hembra. Pero observar el comportamiento a menudo puede revelar el género de un individuo en particular.

Una forma de saber si un ave migratoria es macho o hembra es marcar la llegada del ave. Los machos tienden a llegar primero para establecer el territorio y defenderlo antes de que lleguen las hembras.

A menudo pueden cantar para marcar su territorio, advertir a los intrusos y atraer a una pareja. (Aunque las mujeres también cantarán en algunos casos). Puede observar comportamientos agresivos más típicamente en los machos mientras luchan por mantener un territorio.

Durante la temporada de reproducción, los machos pueden participar en elaboradas exhibiciones de cortejo y ofrecer comida a las hembras o exhibirse frente a ellas con elaborados movimientos o bailes.

En algunas especies, tanto los machos como las hembras participan en la construcción de nidos y se posan sobre los huevos, aunque en algunos casos, observar los comportamientos de anidación revelará qué sexo está mirando. Las pistas sobre el género de un pájaro también pueden revelarse observando a los pájaros cuidando y alimentando a los polluelos. En muchos casos, ambos padres participan activamente, aunque, en algunas especies, este no es el caso.

Si quieres saber si un ave es macho o hembra, el primer paso siempre es asegurarte de saber de qué especie se trata. Una vez que tenga esa información, debería poder investigar cómo se ven y se comportan los hombres y las mujeres.

Si las aves no tienen diferencias notables en apariencia entre machos y hembras, puede que no siempre sea fácil hacer una identificación de género positiva. En algunos casos, es posible que no pueda saberlo en absoluto.

Sin embargo, identificar la especie y aprender más sobre los machos y hembras de esa especie, su apariencia y comportamiento debería ayudarlo a perfeccionar y desarrollar su conocimiento de las aves que comparten su espacio. Por lo tanto, puede ser algo muy positivo, incluso si no siempre se puede llegar a una conclusión firme.

¡Compartir es demostrar interés!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario