¿Los colibríes tienen patas? Todo lo que necesitas saber

Descubre el fascinante mundo de los colibríes y resuelve la gran incógnita: ¿tienen patas? Sumérgete en esta emocionante aventura llena de color y velocidad, donde te contaremos todo lo que necesitas saber sobre estos pequeños seres alados. ¡No te lo pierdas y déjate sorprender por los secretos de los colibríes!

¡Compartir es demostrar interés!

No es raro que la gente se pregunte si los colibríes tienen patas. Mientras revolotean por nuestros jardines y los vemos flotando frente a las flores o los comederos, es posible que no podamos observar de cerca su anatomía. La respuesta es que sí: los colibríes sí tienen patas. Y si sigue a sus visitantes emplumados, es posible que los vea posados ​​en ramitas o ramas.

Pero hacer preguntas simples es una manera maravillosa de aprender más sobre las increíbles criaturas con las que compartes tu espacio.

¿Los colibríes tienen patas? Los basicos

Muchas personas se preguntan si los colibríes tienen pies porque sus patas y pies son muy pequeños y débiles y no son fáciles de ver, especialmente si solo ves a los pájaros mientras vuelan.

Cuando los colibríes están en vuelo, sus pies están metidos debajo de las alas, lo que les permite una mayor aerodinámica y maniobrabilidad. Así que es poco probable que los veas en absoluto.

Esta especie de ave es parte de un orden de aves llamado ‘Apodiformes’. El término proviene de la palabra latina para ‘sin pies’. Pero los colibríes, de hecho, tienen pies y piernas. Es solo que los pies de colibrí no se destacan como características visuales de su anatomía.

Los colibríes son tan excelentes voladores que no necesitan caminar y saltar como muchas otras aves. Pasan gran parte de su tiempo en el ala. La anatomía (no tienen rodillas) restringe el movimiento cuando estas aves están en el suelo.

La anatomía de los pies del colibrí

Los colibríes tienen cuatro dedos en sus patas cortas y sin rodillas. Tres apuntan hacia adelante y el otro apunta hacia atrás. El dedo del pie en la parte trasera es como un pulgar humano y comúnmente se llama ‘hallux’. Cada uno de estos dedos de los pies es bastante largo en comparación con la longitud de las piernas.

Estos apéndices pueden no parecer, a primera vista, muy útiles para ellos. Pero, de hecho, los colibríes usan sus patas de varias maneras.

¿Los colibríes caminan?

Dada la longitud corta, la falta de rodillas y la debilidad de sus patas, sin duda le resultará fácil entender por qué caminar no es el punto fuerte de un colibrí. Si bien pueden arrastrarse de un lado a otro en las ramas, no los encontrará saltando o dando un largo paseo.

Agregar un columpio de colibrí junto a un suministro de alimentos puede permitirle presenciar un diminuto colibrí arrastrándose de lado a lo largo de una percha.

¿Los colibríes caminan por el suelo?

Alerta a los depredadores e incapaces de caminar o saltar rápidamente sobre sus diminutas patas y pies, no encontrará colibríes caminando por el suelo. Aunque con frecuencia se posan en ramitas o ramas, no son conocidos por caminar o pasar tiempo en el suelo.

¿Cómo usan los colibríes sus patas?

¿Los colibríes tienen patas? Todo lo que necesitas saber

Dado que las patas de los colibríes no están diseñadas para saltar o caminar, es posible que se pregunte por qué tienen pies. La verdad es que los colibríes usan estos apéndices de varias maneras diferentes. Principalmente, los colibríes usan sus patas para:

  • posarse
  • Rascarse ellos mismos.
  • Lucha.
  • Construyendo nidos

Entonces, si bien las patas y los pies de los colibríes son pequeños y están construidos principalmente para volar, estas partes de su anatomía también les son útiles.

Cómo, cuándo y dónde se posan los colibríes

Los colibríes se posan con más frecuencia de lo que piensas. Tienden a encontrar nuevas perchas con frecuencia, algunas se posan en una rama o ramita cada diez minutos más o menos.

Cuando intente atraer colibríes a su jardín y hacerlos sentir como en casa, es importante proporcionar muchos lugares en su propiedad donde puedan posarse. Prefieren aterrizar en las puntas de las ramas pequeñas, donde pueden obtener un buen punto de vista sobre su entorno.

Los colibríes son notables en muchos aspectos, y uno de ellos es que tienen una vista excepcional. Incluso pueden ver colores indetectables por el ojo humano. Por lo tanto, una buena percha de vigilancia es importante para ellos.

Asegúrese de que haya muchos arbustos y árboles en su jardín para que los colibríes los usen como lugares para posarse. Los colibríes machos, en particular, dedican tiempo al servicio de vigilancia. Estos colibríes territoriales tienen que defender su territorio de otros machos y estar atentos a los depredadores de colibríes para mantenerse seguros a sí mismos y a sus «familias».

Los colibríes también se posan en un área segura durante la noche. Durante este período, entran en un estado llamado letargo, un estado inactivo en el que su frecuencia cardíaca y respiratoria se reducen, lo que les permite conservar energía y evitar que mueran de hambre, por lo que posarse durante estos períodos es crucial para su supervivencia.

En este estado, confían en sus pies para agarrarse a la rama, incluso pueden terminar boca abajo. Y sus patas y pies son suficientes para permitirles permanecer aferrados a una rama o ramita sin caerse.

Cómo los colibríes usan sus patas para rascarse

Otra forma en que los colibríes usan sus patas es para rascarse la picazón y deshacerse de los ácaros que a veces pueden acosarlos.

Como muchas otras aves silvestres, los colibríes pueden ser susceptibles a los ácaros. Son parte de la naturaleza. Pero si no se controla, una infestación de ácaros puede provocar la pérdida de plumas. Los colibríes, por lo tanto, usan sus patas para mantener este problema bajo control. Se rascan los ácaros para eliminarlos.

Dado que las patas de los colibríes son tan cortas, puede ser un desafío llegar a la parte superior de la cabeza. Sorprendentemente, un colibrí puede dejar caer su ala hacia adelante y llevar su pata hacia atrás y sobre su ala para alcanzar la parte superior de su cabeza, todo mientras se aferra a una percha con el otro pie.

Cómo pelean los colibríes usando sus patas

Si tiene comederos para colibríes en su jardín, tarde o temprano, es probable que vea cuán feroces pueden ser los colibríes machos para defender su territorio.

Los colibríes residentes (o los que llegaron antes) a menudo lucharán contra los intrusos que invaden su área, defendiendo las fuentes de alimento y las hembras con las que se hayan apareado.

Los hummers machos a menudo usan sus patas y picos para protegerse de los intrusos. Un movimiento típico es que un colibrí macho agarre el cuello de un intruso con ambos pies para obligarlo a alejarse.

A menudo, las peleas ocurrirán en el aire, con sus pies usados ​​para empujar hacia atrás o agarrar al otro pájaro con el que está peleando.

Cómo usan los colibríes hembras sus patas para construir nidos

Mientras que los machos suelen ser los que defienden su territorio y luchan, es la hembra la que asume las labores de construcción del nido y crianza de las crías.

Cuando una colibrí hembra comienza a construir su nido, recolectará materiales para anidar como hierbas, ramitas pequeñas y otros materiales vegetales que pueda encontrar en el paisaje. Ella construye un nido capa por capa, usando telas de araña para unir todos los materiales.

Para compactar cada capa de su nido, estampará sus pies y hará un movimiento de baile para dar forma a los materiales, asegurándose de que el nido sea fuerte. Al usar sus pies, los nidos de colibríes hembra pueden hacerse muy fuertes y casi imposibles de destruir, perfectos para que los pájaros bebés maduren con seguridad.

Entonces, si bien las patas y los pies de los colibríes no son excelentes para caminar, les son útiles en una variedad de formas diferentes.

¡Compartir es demostrar interés!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario